El fiscal que instruyó las tres causas por violación contra Sebastián Wagner apuntó al juez Carlos Alberto Rossi y a la denominada doctrina Zaffaroni “junto a toda su banda de garantistas”.
El fiscal que más investigó a Sebastián Wagner, el sospechoso que habría confesado el crimen de Micaela García, le apuntó de lleno al juez Carlos Alberto Rossi y a la denominada doctrina Zaffaroni “junto a toda su banda de garantistas” por el femicidio de la chica de 21 años.

Se trata de Diego Young, el fiscal que instruyó las tres causas por violación contra Wagner y logró condenas en los primeros dos casos. El letrado señaló que el sospechoso “tiene una perversidad natural”, y opinó que el hecho “es un cachetazo al prestigio de la institución judicial”.

Entrevistado por TN, Young consideró que Wagner (30), quien fue detenido en el partido bonaerense de Moreno, se comportó “de igual manera en los casos anteriores” por los que había sido sometido a juicio por haber abusado de otras tres mujeres.

“Tiene una perversidad natural”, mencionó en relación a la personalidad del principal sospechoso por el crimen de Micaela.

Además, Young explicó que “teóricamente y de acuerdo a lo que dice el Código Penal, (Wagner) va a ser imputado por violación seguida de muerte, cuya única pena es la prisión perpetua”.

También se refirió al juez de Ejecución de Penas y Medidas de Gualeguaychú, Carlos Rossi, quien había otorgado a Wagner el beneficio de la libertad condicional en julio de 2016, mientras cumplía una pena de 9 años de prisión a la que había sido condenado en 2012.

“No podría saber si va a realizarse un juicio político”, dijo, y agregó: “Es difícil, porque el juez se maneja dentro de los márgenes de discrecionalidad que tiene, pero no todos los jueces son lógicos”.

El fiscal consideró que la liberación condicional de Wagner y su supuesta autoría del asesinato de la joven “cae muy mal en la comunidad jurídica”, porque “es un cachetazo al prestigio de la institución judicial”.

“Esto se debe gracias a las doctrinas que enseñan universidades públicas, universidades privadas, el señor Zaffaroni y toda su banda”, siguió. Y terminó: “Es la Justicia, no es Rossi, fue la Justicia la que liberó a este personaje, y es el prestigio de la Justicia el que no se sostiene por las decisiones de unos pocos”.