Desde el INTA de Concepción del Uruguay, detallaron que esperan la llegada de 1200 colecciones de semillas correspondientes al programa #ProHuerta del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

Desde el la institución detallaron que llegó la misma cantidad de colecciones que la temporada otoño invierno, “No son de distribución masiva, sino para colaborar a mejorar la calidad de la alimentación sobre todo en aquellas familias en situación de vulnerabilidad”.

Las colecciones son paquetes cerrados donde vienen distintas especies de semillas en sobrecitos. Entre ellas están por ejemplo, perejil, lechuga, acelga, porotos, rabanitos, remolacha, zanahoria, maíz, zapallo.

Hay dos tipos de colección. La urbana y la típica. La típica es pensaba para zonas más periféricas donde hay más tierras para cultivar. Las urbanas están pensadas para huertas con espacios reducidos.

Además desde el INTA explicaron “Son variedades de semillas adaptadas a nuestras condiciones climáticas, no tanto como las que se suelen poder comprar que son traídas de afuera y necesitan otros cuidados”.

Por último, detallaron “Este año no se entregarán las semillas sin antes participar de una capacitación. Allí se comentarán las pautas para la creación de una huerta de acuerdo a las semillas recibidas”.

Sobre el programa

El programa prohuerta es una política pública, implementada por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a través del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, que permite realizar un abordaje integral de las diferentes realidades que plantea nuestro vasto territorio argentino.

Este abordaje territorial e integral llega a las familias productoras a través de la promoción de la producción agroecológica, tanto para el autoabastecimiento, la educación alimentaria, la comercialización en ferias y mercados alternativos y el rescate de especies, saberes y costumbres populares, con una mirada inclusiva que valora y potencia la diversidad.

Esta práctica productiva promueve el uso de técnicas amigables con el medio ambiente, el aprovechamiento de recursos locales y el uso de tecnologías apropiadas que mejoran el hábitat y la calidad de vida de las familias productoras y todo su entorno y toda su comunidad.

Source: La piramide