El gobernador Gustavo Bordet, acompañado por el vicegobernador Adán Bahl, firmó el proyecto de presupuesto provincial 2019. Prevé superávit y un aumento de las partidas para salud y desarrollo social del 45 y el 80 por ciento.

El gobernador Gustavo Bordet, acompañado por el vicegobernador Adán Bahl, firmó el proyecto de presupuesto provincial 2019. El texto prevé superávit y un aumento de las partidas para salud y desarrollo social del 45 y el 80 por ciento. Mañana se enviará a la legislatura provincial.

Además, el texto que el ejecutivo remitirá al Poder Legislativo proyecta un crecimiento en sus rentas generales del orden del 32 por ciento, con una participación de los nacionales de aproximadamente el 70 por ciento. Se destacan, también, los fondos que la provincia invertirá para hacerse cargo de los programas que abandonó Nación.

“Vamos a presentar un proyecto de presupuesto con un superávit financiero”, sostuvo este jueves el ministro de Economía, Hugo Ballay.

En ese marco, explicó que influyeron en confección del presupuesto provincial “las modificaciones en los recursos fundamentalmente nacionales” expresadas en medidas del gobierno central como la eliminación del Fondo de la Soja, que iba destinado a obra pública, “y otras que ya están expresadas en el proyecto de presupuesto nacional 2019”.

“En números, es un presupuesto de 130 mil millones de pesos”, precisó el titular del Ministerio de Economía en relación al presupuesto provincial y explicó que “los ministerios que más reflejan un incremento son Desarrollo Social, cercano a un 80 por ciento si lo comparamos con la ejecución que está prevista para el cierre del 2018, y Salud, que está en un 45 por ciento respecto a la ejecución de este año”.

En cuanto al incremento del presupuesto para Salud, Ballay expresó que se debe a que “estamos previendo, de acuerdo a lo que está ocurriendo en 2018, aquellas partidas que no son atendidas por el gobierno nacional o que en algunos casos se resiente la atención en el tiempo, es poder sostener todos los programas de salud también haciendo frente, como de hecho lo venimos haciendo en los últimos meses de este año con recursos propios”.

Por otra parte, el funcionario indicó cómo la administración de Gustavo Bordet logró prever superávit para el año entrante aun aumentando los recursos en áreas claves, y sostuvo que tiene que ver que el rubro “funcionamiento” solamente crecerá el 3 por ciento. “Esto es fruto del trabajo de los tres años que llevamos de gestión. Es un trabajo que se viene haciendo mes a mes y muchas veces día a día”, dijo en referencia a la mejora en la calidad del gasto público.

Además, Ballay destacó que la autorización de endeudamiento para el año próximo será de un poco más de la mitad que la del año actual: “Es apenas superior a los 3.000 millones de pesos y en el presupuesto 2018, que estamos ejecutando, la autorización era de 6.200 millones de pesos”, detalló y explicó que esto se debe a que “este año no tenemos déficit”.

El titular de Economía valoró “el cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal que la provincia hace con parámetros muy por debajo de los límites que establece la ley”. “Estamos mostrando cumplimiento de responsabilidad fiscal y también capacidad de la provincia para tomar endeudamiento que, seguramente, se aplicará exclusivamente a obra pública”, añadió.

Por último, subrayó que “tanto en el cierre de 2018, como la proyección de 2019, logramos un decrecimiento de la planta de personal” a diferencia de lo que pasaba en años anteriores en los que la planta de empleados públicos aumentaba entre el 2,5 y el 3 por ciento. Y esto, “sin resentir ningún servicio, sin haber despedido ningún trabajador del Estado provincial ni de ningún organismo”.

Acompañaron también la firma del proyecto de presupuesto el secretario de Presupuesto y Finanzas, Luis Erbes; la directora Ejecutiva de la Oficina Provincial de Presupuesto, Ingrid Antilaf; los directores adjunto de la Dirección de Gestión Presupuestaria; Sebastián Baía, y de la Dirección de Proyecciones y Análisis Presupuestario, Hugo Zubillaga.

Influencias

En ese marco, en sus niveles totales, los recursos de la provincia están marcados por la detracción en las transferencias nacionales con destino a obra pública (eliminación de los recursos de la soja) y a distintos planes sociales y de salud, consecuencia del acuerdo suscripto con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En segundo, influye la rebaja en las alícuotas en el impuesto a los Ingresos Brutos y la Ley 4035, conforme las condiciones exigidas en el Consenso Fiscal de noviembre de 2017.

Gastos

Por otra parte, y en cumplimiento de lo establecido por la Ley de Responsabilidad Fiscal, se mantiene la variación del gasto corriente no puede superar la experimentada por el IPC y a que los compromisos de la deuda no deben superar el 15 por ciento de la recaudación.

El nivel de gastos totales de las rentas generales presenta hacia el ejercicio 2019 un incremento del orden del 24 por ciento en relación al año 2018. Del total, el gasto en personal insume 62 por ciento, la coparticipación a municipios 15 por ciento, el déficit del sistema previsional 10 por ciento, gastos de funcionamiento 8 por ciento y el 5 por ciento los intereses de la deuda.

En cuanto a los gastos de funcionamiento, si se los compara en relación al cierre del ejercicio 2015, registran en términos relativos con respecto a los ingresos, una disminución próxima al 20 por ciento, sin embargo se garantizan partidas suficientes para la atención de aquellos servicios esenciales como lo son salud con un incremento del 40 por ciento, programas sociales un 74 por ciento, seguridad, justicia, minoridad, discapacidad con incremento promedio del orden de 22 por ciento, y una fuerte contención de todos aquellos gastos de estructura cuya variación se ubica en el 3 por ciento, todos ellos medidos en relación a la proyección estimada al cierre del Ejercicio 2018.

Obra Pública

El financiamiento de la obra pública deja de contar con las trasferencias de los recursos provenientes de la retención a la soja, que en una estimación hacia el 2019 implicaría una pérdida de ingresos superior a los 1.500 millones de pesos. El proyecto de presupuesto y en el ánimo de mantener un ritmo de ejecución de obra prevé un incremento de su financiamiento con el Tesoro Provincial, que promedia el 50 por ciento, con lo que queda garantizada la continuidad de todas aquellas obras en ejecución, como también obras nuevas entendidas como necesarias para el desarrollo provincial.

Resultado

De una vista general, continuando en el análisis de las rentas generales, el proyecto de presupuesto evidencia un resultado financiero con un superávit de 3.145 millones de pesos, que surgen de considerar ingresos corrientes por un total de 83.577 millones de pesos, un gasto corriente estimado en 78.735 millones de pesos, otros recursos por un total de 333 millones de pesos y una inversión en obras publicas de 2.030 millones de pesos.

En cuanto al Resultado Primario (Resultado Financiero – Intereses de la Deuda) se proyecta un resultado positivo de 7.145 millones de pesos, lo que implica un 8,55 por ciento del total de los recursos, en tanto que el Presupuesto recientemente elevado por el Gobierno Nacional centra como su principal objetivo el Déficit Cero.

Endeudamiento

El Proyecto de Presupuesto prevé una autorización de endeudamiento para el financiamiento de una parte de los vencimientos de la deuda por la suma de 3.570,28 millones de pesos. Es una previsión que podrá ser utilizada en forma total o parcial de conformidad a la evolución de las necesidades financieras.

Vale destacar que la Ley de Presupuesto para el ejercicio 2018 contenía en sus Artículos 5° y 6° autorizaciones de endeudamiento por un total de 6.847 millones de pesos, y de ese total autorizado a la fecha solo se ha hecho uso de un financiamiento por la suma de 600 millones de pesos.

Este comportamiento en la administración de la deuda ha venido definiendo un perfil de marcado desendeudamiento, caída que se irá profundizando hacia el ejercicio 2019, esto implica que se vienen cancelando más deudas de las que se toman.

Midiendo el total de la Deuda Pública en relación a su participación respecto al Producto Bruto Geográfico (PBG) estimado, se observa que mientras al cierre del ejercicio 2017 su total representaba el 9,62 por ciento del PBG, al cierre del 2018 el 7,88 por ciento, y 7,01 por ciento hacia el 2019.

Fuente: El Once

Source: La piramide